fbpx

Voy a utilizar dos ejemplos de fugas de rentabilidad en la empresa, para ilustrar gráficamente aquello de “meterte un dedo en un ojo cualquiera” (la imaginación corre por tu cuenta)

Imagínate que te contratan una solera de hormigón por 2.000€.

Haces el desbroce y te encuentras una arqueta de paso. Nadie sabía que estaba.

No pasa nada. Unes el tubo de entrada con el de salida, rellenas la arqueta y la solera pasa por encima.

¿Coste? Poca cosa. 100€. No vale la pena ni cobrárselo al cliente.

Le acabas de regalar al cliente el 5% de la obra.

Otro ejemplo:

Imagínate que te contratan una obra 200.000€,

A lo largo de toda la obra aparecen pequeñas tonterías que “no te cuestan nada de hacer”, y que la mayoría ni las registras porque o es imposible, o no vale la pena, o no hay tiempo.

¿Coste? Ni idea, porque no lo has registrado. Suponte que la suma de todo son 10.000€.

Hombre, 10.000 si que vale la pena cobrarlo. El problema es que no lo tienes registrado y justificarlo te es imposible.

Le acabas de regalar al cliente el 5% de la obra.

Y esto es lo que entendemos por meterle el dedo en el ojo a un empresario.

¿Es molesto?

Si, pero es lo que hay.

¿Tiene solución?

Por supuesto.

Pásate por nuestra comunidad y verás cómo otros empresarios lo tienen resuelto y con los ojos limpios de polvo y paja.

https://lp.gesso.es/comunidad-gesso

¿Cuánto cuesta?

29€/mes

¿Te parece mucho?

Vuelve a leer desde el principio.

https://lp.gesso.es/comunidad-gesso

¡Hasta mañana!

Juan Ramón Moreno

Pd: ¿Te gustaría compartir esta Newsletter con un amigo? Pásale este enlace https://lp.gesso.es/newsletter

¡Te lo agradecerá!