fbpx

 ¡Ahora ya sé por qué no cobro! 

Esta frase, tan reveladora, me la soltó Vicente, gerente de una empresa de reformas.

¿Cuándo? En mitad de una formación.

“¡Ahora ya se por qué no cobro!”

Y el caso es que él pensaba que lo tenía todo bien y a su favor:

·         Muchos años de experiencia.

·         Todo bien estudiado. Como siempre ha hecho.

·         Los precios bien, ya que le contratan bastante obra.

·         Las obras bien ejecutadas.

·         El cliente contento y pagando cuando toca.

Todo muy bien. Pero llega final de mes y le viene justo ingresarse la nómina, una nómina menguante y cada vez más pequeña. Y la alegría no aparece por ningún sitio.

Y es durante el curso, viendo de donde salen los números, cuando Vicente descubre de sopetón el principal motivo por el que su nómina es menguante, y a veces hasta ausente.

¿Sabes que es lo mejor de todo?

Que ha descubierto el motivo y ya lo puede corregir.

¿Sabes que hubiera sido peor?

No hacer el curso y seguir igual que siempre

Dale el enlace, y deja de hacer las cosas como siempre. ¡Igual es hasta mejor!

https://lp.gesso.es/comunidad-gesso

¡Hasta mañana!

Juan Ramón Moreno

Pd: ¿Te gustaría compartir esta Newsletter con un amigo? Pásale este enlace https://lp.gesso.es/newsletter

¡Te lo agradecerá!